Nuestro colegio apuesta por la innovación educativa, entendida como el conjunto de ideas, procesos y estrategias, más o menos sistematizados, mediante los cuales se trata de introducir y provocar cambios en las prácticas educativas vigentes.

La innovación no es una actividad puntual sino un proceso, un largo viaje o trayecto que se detiene a contemplar la vida en las aulas, la organización del centro, la dinámica de la comunidad educativa y la cultura profesional del profesorado. Su propósito es alterar la realidad vigente, modificando concepciones y actitudes, alterando métodos e intervenciones y mejorando o transformando, según los casos, los procesos de enseñanza y aprendizaje para adaptarlos a los cambios que se van produciendo en la sociedad.

Los centros EDUCARE son colegios en constante evolución: ser centros dinámicos nos permite estar en continua mejora. Trabajamos cada día para hacerlo mejor, teniendo presente que orientamos nuestro trabajo a dar respuesta a las necesidades de cada alumno, de manera personal y en cada momento. Esto nos hace ser centros vivos, centros de futuro. Y ponemos el foco del proceso de aprendizaje de nuestros alumnos en conseguir que sean individuos felices, capaces, llenos de recursos para afrontar diferentes circunstancias, con habilidades y destrezas para la vida, con pasión y voluntad. Por encima de aquello que enseñamos, está la capacidad asociada que somos capaces de desarrollar. Ese es nuestro elemento diferenciador.

Los principales programas de innovación educativa que tenemos en marcha son:

  • Proyecto TIC-TAC
  • Proyecto Britannia
  • Proyectos Propios
  • Metodologías Activas
  • Proyecto Mens Sana in Corpore Sano
  • Proyecto de Pastoral y Valores